En la triste fecha 09.02.2009, EL MUNDO EN SUS MANOS fue vilmente atacado por hackers mercenarios, a sueldo de los más pérfidos editores de cómics.

Eliminaron 232 post hechos a base de sangre, sudor, lágrimas y heróico esfuerzo.

Este blog es ahora el símbolo de nuestra lucha contra la infamia editorial.

¡TODOS CON LAS AVES DE PRESA!

martes, septiembre 29, 2009

MI REGALO DE CUMPLEAÑOS. (Por Yuga Kali)

Hace unos días se celebró mi cumpleaños. Buena cosecha la del 73.

Unos buenos amigos tuvieron a bien regalarme una película, PROGRAMA DE PROTECCIÓN DE PRINCESAS.

¿Por qué un grupo de adultos talluditos regalaría una película así a alguien nacido en el mismo año que Geoff Johns?

¿Acaso piensan que es un viejo verde? ¿Gay? ¿Un asalta cunas? ¿No se toma la medicación puntualmente? ¿Es un pervertido, sin más?

Yo digo no.

Por supuesto saben de mi curiosidad meramente cinéfila. Eso sí, también sentía interés por los temas políticos y sociales tratados en la obra. Es lo que pasa cuando eres una persona extremadamente culta como yo…

Selena Gomez, sin tilde pero con un pelo precioso y un acento latino malcriticado por la repelente Hannah Montana..., si es que ese es su verdadero nombre, que no sé yo.

En fin, que para disfrute de todos y con el fin de animar a todos a ver la película, he realizado una reseña.

TÍTULO: Programa de Protección de Princesas.
DIRECCIÓN: Oliver Stone, disfrazado de señora mayor (lo sé porque he visto los extras, muy mayor).
PROTAGONISTAS: Selena Gomez (sin acento en la “o”, pero con un pelo precioso) y Demi Lovato (sin los “Jonas Broders” pero con su enorme boca).

Demi Lovato. Érase una hermosa jovencita a una boca pegada... Bueno, se podría devorar a sí misma.

SINOPSIS: Una niña monísima, con un pelo precioso, hija de un agente de SHIELD, y una princesa, regente de una república bananera, con una boca enorme (enorme), resultan ser las mejores amigas del mundo. Juntas, se confabulan para impedir que un bravo libertador del pueblo, heredero de la estirpe de Simon Bolivar (sí, sí, como Hugo Chaves) devuelva la libertad al pequeño país de Costa Luna, tierra de la princesa de boca gigantesca.

Por el camino lucharán para que, además, la niña monísima transforme su instituto en una fábrica de helados mantenida por mano de obra (oriental) barata, con la ayuda de un ex - modisto, convertido en genio del mal, experto en máscaras y disfraces color “caribean blue”.
¿A que son una monada...? Quiero decir: Aquí las dos malvadas luchadoras en contra de la revolución por la libertad, la igualdad y..., y todas esas chorradas.

CRÍTICA: Selena Gomez sale monísima y a uno le dan ganas de ser un poco más joven o de que ella cumpla la “edad legal” (¡gran serie!), lo que ocurra primero. Demi Lovato, por su parte, encara una interpretación profunda y sin fisuras que hace recordar a Marlene Dietrich en alguno de sus mejores papeles, por su capacidad para hipnotizar a la cámara, con una fuerza irresistible, provocada por su esplendorosa sensualidad y su boca (a saber lo que puede entrar por esa enorme boca). Por mucho que (la muy racista) Hannah Montana se meta con ellas, su pronunciación con dejes latinos es elegante, dulce y delicada… Y no necesitan del hortera de su padre para que les coloque una peluca igual de hortera… Especialmente Selena y su precioso pelo (qué pelo más bonito). (Aunque no venga a cuento, la serie de Selena le ganó el Emmy a la de la racista, y lo digo por puro recochineo).

En definitiva, una nueva obra maestra en el haber de Oliver Stone, en su camino por pasar a la historia del cine. Sólo falta que deje de caerse del dichoso guindo.

No se me olvida. Las dos protagonistas también cantan una canción para la banda sonora. ONE AND THE SAME. Imaginaos lo que suena a todas horas en el Guantánamo particular de mi iPod.


No hay comentarios: